Altea es un pueblo que tiene mucho encanto, que se alza ante el Mediterráneo desde el espectacular balcón de su casco antiguo, es posiblemente el más bonito de la provincia de Alicante. Con sus casas de inmaculado blanco, sus callejuelas estrechas y empedradas, y sus miradores con vistas al mar, su origen marinero todavía es inconfundible en cada uno de sus rincones.

Altea es también musa de artistas gracias a su ambiente tranquilo y acogedor, a su cultura y patrimonio. Y todo ello aderezado con su maravilloso clima, su excelente gastronomía y sus preciosas playas.

Por todo esto, se convierte en un lugar idílico para vivir,  disponemos de villas y apartamentos de lujo en Altea para que disfrutes de las mejores vistas del mar mediterráneo.

girl, sea, beach-429380.jpg

Ahora a continuación, te ofrecemos un repaso a las mejores playas de Altea, en las que poder desconectar y relajarse.

Playa de La Olla

La playa de La Olla es una de las playas con más encanto de la zona. Cuenta con casi un kilómetro de longitud y está muy próxima al núcleo urbano de Altea. Es ideal para las personas que deseen disfrutar de un entorno más relajado y con bonitas vistas, ya que desde esta playa se puede contemplar la isla de Olla y el peñón de Ifach de Calpe.

Está formada por bolos, roca y arena, y sus aguas son tranquilas y cristalinas, perfectas para practicar buceo o esnórquel. Debemos destacar la variedad de servicios que la playa tiene, ya que tiene limpieza y seguridad, así como de instalaciones como baños, parking e incluso un chiringuito en el que muchas noches de verano se celebran eventos y puedes disfrutar de música en directo.

Playa de Barreta-Mascarat

La playa de Barreta está situada al norte de Altea, más o menos a unos cuatro kilómetros del casco histórico, jal lado al puerto deportivo y la playa de Mascarat. Se trata de una bonita playa de aguas cristalinas, de unos cien metros de longitud, y no está muy masificada, por lo que es ideal para relajare y descansar.

Está formada por cantos rodados y arena, y está protegida por el puerto y un espigón, por lo que es perfecta para realizar deportes náuticos como buceo, surf, esnórquel, y disfrutar de sus increíbles fondos marinos. Al estar muy cerca del puerto hay bares y restaurantes en los que puedes disfrutar de una buena comida.

La playa de Mascarat se encuentra junto al puerto deportivo, junto a la playa de Barreta, y es una preciosa cala virgen de arena y piedras, con una pared rocosa que se adentra en el mar formando uno de los lugares más salvajes y espectaculares de Altea. Los fondos marinos son rocosos y hay grandes zonas de posidonia, lo que hace que las aguas sean cristalinas y perfectas para practicar deportes náuticos como buceo o esnórquel.

Tiene buenos servicios de limpieza, parking y baños públicos, y al estar muy cerca del puerto también cuenta con restaurantes cercanos. Por último, hay que decir que la cala es nudista, aunque también hay mucha gente que no lo practica.

Playa Cap-Blanch

Esta playa está ubicada entre el club náutico de Altea y la playa del Albir. Tiene una extensión aproximada de un kilómetro, y está formada de grava fina y de bolos. Está equipada con todos los servicios e instalaciones que necesitas. Bordeando la playa, encontramos el precioso paseo marítimo repleto de palmeras, restaurantes, terrazas y pequeñas tiendas.

Sus aguas tienen buena calidad, suelen estar limpias y tranquilas. Encontrarás una playa ideal para pasar un día en familia.

Playa Cap-Negret

Ubicada al norte de Altea y cuenta con dos kilómetros de longitud. Está formada de arena y cantos rodados. Cabe destacar la calidad de sus aguas, y como las playas de Altea no están masificadas, son ideales para desconectar y relajarse.

Uno de sus principales atractivos es que está situada junto a la desembocadura del río Algar, con un bonito sendero por el que pasear, así como zonas de picnic y un restaurante en el que probar la deliciosa gastronomía de Altea. Además, también es ideal para practicar deportes acuáticos como buceo, esnórquel y surf.

Playa La Roda

La Playa de La Roda es la más ocupada en el verano, ya que está ubicada junto al casco urbano de Altea. Tiene una longitud de unos mil cuatrocientos metros, y consta de arena, grava blanca y bolos. Es una continuación de la playa Cap-Negret y está delimitada por el bonito paseo marítimo rodeado de palmeras que se extiende hasta el puerto deportivo.

Sus aguas son cristalinas y tranquilas, perfectas para bañarse, y dispone de todos los servicios e instalaciones necesarios, así como multitud de restaurantes, tiendas y heladerías a un solo paso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.